Impresiones de la beta de ‘Raiders of the Broken Planet’

Impresiones de la beta de ‘Raiders of the Broken Planet’

La nueva apuesta de Mercury Steam

El nuevo juego del estudio Mercury Steam, conocido por su trabajo con las tres entregas de Castlevania: Lords of ShadowClive Baker’s Jericho, apuesta por contarnos la historia de un grupo de mercenarios en un extraño planeta, del que emana una sustancia muy demandada por sus capacidades para permitir el viaje interestelar. 

Contra estos mercenarios, los Raiders, están las hordas invasoras que ansían el material del planeta, y una especie de deidad maligna llamada Uras-Beherit. Este último permite que las misiones cooperativas del juego tengan un curioso giro: puede haber un infiltrado con las mismas habilidades que los Raiders, y que luchará junto a la máquina para derrotarlos.

Raiders of the Broken Planet no deja indiferente. De no conocer su arriesgada apuesta, parecerá un extraño shooter cooperativo con controles raros y dificultad frustrante. Y es que su apuesta por integrar sigilo y combate cuerpo a cuerpo en un juego cooperativo es muy arriesgada.

Durante este fin de semana, he podido probar todo lo que ofrece su beta jugable y, afortunadamente para el estudio madrileño, parece que su apuesta funciona: si no se juega como Gears of War, sino como lo que es, el juego es muy gratificante.

Una apuesta muy diferente

El juego se divide en misiones con sus respectivas secuencias de vídeo que avanzan la historia, pero siempre jugadas junto a otros tres jugadores (mas la mencionada posibilidad de contar con un enemigo controlado por otro jugador). 

El núcleo de su jugabilidad es un sistema de combate cuerpo a cuerpo que funciona como un piedra-papel-tijeras: el jugador tiene a su disposición dos tipos de golpe. El golpe, que puede ser esquivado y necesita ser ejecutado varias veces con éxito para liquidar a un enemigo, y el agarre, que garantiza la muerte del enemigo… si consigue conectar. La IA se rige por las mismas reglas, y determinados enemigos pueden matarte de un único golpe.

El combate cuerpo a cuerpo resulta muy satisfactorio y espectacular visualmente.

Las armas de fuego, dependiendo del personaje, tienen una importancia muy relativa. Pueden liquidar enemigos, pero funcionan de una manera muy diferente a cualquier otro shooter en tercera persona. Excepto con dos de los personajes, parecía que las balas estaban más para debilitar a los enemigos antes del cuerpo a cuerpo que para liquidarlos.

El sigilo va asociado a la “fatiga” del personaje: correr por el escenario o disparar provocará que nuestro personaje  sea visible a los demás enemigos, imposibilitando pillarles desprevenidos y dificultando atacarles cuerpo a cuerpo. Esto consigue que el saber cuándo atacar y gestionar nuestros movimientos sea fundamental para triunfar.

Por otra parte, el material del planeta que motiva el argumento, llamado Aleph, trae consigo implicaciones jugables. Al morir, en lugar de reaparecer, se consumirán vidas al consumir parte de este material para reconstruir al jugador. Una vez estas vidas se acaben, la nave que regenera a los jugadores partirá para recargar, y dejará sin posibilidad de reaparición a cualquiera que siga vivo durante un periodo de tiempo cada vez más largo.

Estas son las novedades más curiosas que aporta el título, que se completan con la posibilidad de personalizar los personajes mediante nuevos aspectos o cartas que potencian determinadas habilidades.

El contenido de la beta

La beta ofrece tres niveles: un prólogo que sólo se puede jugar una única vez y dos niveles de la campaña en los que tienes que reclutar a nuevos personajes. El primero, ambientado en una nave voladora, presenta multitud de cuentas atrás y mecánicas que enfatizan el uso del combate cuerpo a cuerpo.

El segundo implica enfrentarse a una gigantesca bestia, pasando de cobertura en cobertura hasta poder liquidar sus puntos débiles. Posteriormente, hay una lucha contra un jefe final que necesita de una buena compenetración para ser vencido o, al menos, para no ser percibido como una insufrible esponja de balas.

Llegar con sigilo a un enemigo equivale a su aniquiliación.

Presentación visual y sonora

En cuanto a presentación, esta beta presenta un apartado gráfico muy destacable y una interfaz de usuario perfecta. Se mueve con soltura en PC, con escenarios y efectos más que aceptables y una dirección de arte muy curiosa. Los personajes y entornos recuerdan a Borderlands, pero dejando de lado el cell-shading y apostando por una estética entre el realismo y el híper-realismo. Entrando un poco más en el diseño de personajes, resulta muy diferente al que se podía encontrar en Lords of Shadow, y en general al de la mayoría de lanzamientos actuales.

Al final de cada misión, se evaluará nuestro desempeño.

Continuando desde el campo de la opinión, en las secuencias de vídeo hay diálogos y escenas de humor tremendamente forzadas, que no acaban de funcionar. Además, hacen gala de unas bandas negras que hacen que cada plano sea muy cerrado, aunque esto podría cambiar de cara al lanzamiento final. La música presente en la beta es escasa pero destaca su épico tema principal, al mismo nivel que el diseño de niveles.

Conclusión

En general, el poco contenido jugable está muy pulido y el diseño de la interfaz es sobresaliente. Se trata de un producto diferente, que parece estar muy cuidado y que podría funcionar bien si transmite sus particularidades y estas son recibidas con interés. Lo mejor que se puede decir hasta ahora es que la beta deja con ganas de más: más contenido, más tiempo y más jugadores con los que cooperar. 

wordpress theme jazzsurf.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*