Obras Maestras #5

Obras Maestras #5

Bienvenido a Obras Maestras, en esta sección nuestros miembros del equipo exponen sus videojuegos favoritos. Esta serie de artículos se irán publicando cada un corto plazo de tiempo, hay que decir que estos artículos son de carácter personal y no necesariamente están ordenados de mayor a menor importancia. Podéis comentar que os ha parecido por nuestras RRSS o bien por los comentarios. ¡Que disfrutéis!

 

Halo 3

 
 

El mejor juego jamás desarrollado por Bungie. Su campaña es una delicia de principio a fin, en la que cada nivel está perfectamente ejecutado y no se encuentra ni un gramo de relleno.

La narrativa deja mucho que desear, con secuencias de vídeo toscas, diálogos por lo general olvidables y referencias un tanto rebuscadas a novelas y material adicional del juego (y aún con todo, es bastante mejor que algunas de sus secuelas en este aspecto).

Pero dejando a un lado el cómo y centrando la atención en el qué cuenta, Halo 3 es una conclusión a una trilogía que cierra prácticamente todos los conflictos y arcos de personajes de manera satisfactoria.

Su dificultad es perfecta, y hace que incluso en las dificultades más altas resulte estimulante morir una y otra vez intentando encontrar esa combinación de armas y movimientos que te permitirá llegar al siguiente checkpoint. ¿Y esos momentos en los que la música de Marty O’Donnell se fusiona con lo que ves en pantalla? Es decir, durante todo el juego. Es una maravilla audiovisual de principio a fin, y con un multijugador a la altura de semejante locura. Finish the fight!

 

Grand Theft Auto V

 

Probablemente el juego más detallado jamás creado, y el más ambicioso en el momento de su concepción. Aunque no soy muy amigo de su vertiente online, la campaña para un jugador es la mejor de la saga y una auténtica delicia.

Me encontré totalmente implicado en este cruce jugable de ‘Snatch’ de Guy Ritchie y ‘Uno de los Nuestros’ de Scorsese. Sus tres personajes, tan diferentes, me obligaban a jugar de dispares maneras no por sus habilidades, sino por sus personalidades. La libertad, la extensión, el número de posibilidades, la cantidad de sistemas integrados dentro del juego, la banda sonora…

Simplemente, se siente vivo y te cuenta una historia que, aunque tiene un desenlace muy por debajo del resto de la aventura, te hará reír a carcajadas de principio a fin.

Ace Combat 5

 

Cuando la gente echa un ojo a esta saga de Namco, suelen asociarla a una suerte de Top Gun japonés destinada a los fans de los aviones y los partidos de voleibol sin camiseta. Nada más lejos de la realidad. Al menos a partir de sus tres juegos de PS2. Ace Combat tiene una jugabilidad simple, repetitiva y satisfactoria: matar todo lo que se mueva con tu avión.

Mientras tanto, te cuenta una historia genial ambientada en un mundo imaginario con un inesperado tono antibelicista (en casi todas sus entregas). La cuarta apostaba por secuencias de animación para contar una historia paralela a las gestas de tu piloto, y Zero, precuela de la quinta, por un estilo de falso documental. Pero Ace Combat 5 apostó por narrar un blockbuster veraniego que seguía los pasos de un escuadrón en una guerra que nunca llegaban a entender.

 Al original guion se añade la música de Keiki Kobayashi, e incluso temas grunge que casan maravillosamente con la historia. Para prueba de su tono y sensación general que transmite jugarlo, su increíble tráiler (en serio, nadie monta tráilers como los responsables de esta saga).

 

Faster Than Light

 

Roguelike de naves espaciales con encanto, mecánicas redondas, dificultad coherente con sus exigencias y una banda sonora perfecta. No se puede hacer un juego mejor con estos ingredientes. Tampoco hay mucho más que decir. Es perfecto.

 

Burnout 3

 

El mejor arcade de conducción jamás creado junto a ‘Ridge Racer Type 4’ y ‘Forza Horizon 3’, delos que se diferencia por contar con la mejor banda sonora licenciada que he escuchado en un videojuego. Aún la tengo en CD en mi coche, bajo el título “música para estrellarse”.

Por si no fuera suficiente, el juego es una delicia: frenético como él sólo, con la gran novedad que aportó a la saga al permitirte sacar a tus rivales de la carretera. La sensación de velocidad es increíble y era todo un portento técnico en PS2 y Xbox: se movía a 60fps sólidos como una roca.

 

Metal Gear Solid 3

 

La mejor entrega de la saga es la que cuenta la historia más sencilla: una precuela que apenas se moja con la locura argumental de ‘Metal Gear Solid 2’ (y que en mi opinión condenó a la cuarta entrega a ser la menos inspirada de todas). La historia de Naked Snake en plena guerra fría y su relación con The Boss hace que la narración nunca decaiga.

Personajes míticos, los mejores jefes finales de la saga y una cantidad de guiños a los anteriores que la hacen aún más disfrutable. Cuando estás suelto en la selva disfrutas tendiendo emboscadas o aprovechando el camuflaje que te ofrece el entorno para pasar desapercibido. Luego, cuando toca infiltrarte en las bases enemigas, vuelves a experimentar el ‘Metal Gear Solid’ clásico.

Es un juego redondo. Imprescindible jugarlo con la cámara en tercera persona introducida en su versión extendida para PS2, y disponible en todos los ports posteriores.

 

Civilization V

 

Otro… turno… más. ‘Civilization V’ puede resultar complejo en su primera partida pero luego es una adictiva delicia. Integra gran cantidad de sistemas en una interfaz perfecta en la que nunca es difícil acceder a la información que buscas. Es tan completo y redondo que ni me he molestado en echar un ojo a su sexta entrega: esta ya era perfecta.

 

Super Metroid

 

Una maravilla que demuestra que la falta de medios técnicos no es algo insalvable a la hora de crear una ambientación inolvidable. ‘Super Metroid’ tiene un diseño de niveles antológico, una música maravillosa y una capacidad de inmersión nunca igualada en un juego en dos dimensiones. El mejor Metroidvania que existe, en mi opinión.

 

The Witcher 3

 

Lo único malo de este título es que tras jugarlo, cualquier otro juego AAA te sabe a poco. Su historia está perfectamente hilada y el nivel de detalle de sus mundos sólo es igualado por GTA V. Son dos juegos que están en otra liga respecto al resto de lanzamientos actuales de gran presupuesto. Eres Geralt de Rivia, y te sientes él a la hora de tomar decisiones moralmente ambiguas que decidirán el destino del mundo que te rodea. Eso si eres capaz de dejar de lado el Gwent, claro.

 

Deus Ex

 

No hay ninguna aventura en primera persona que ofrezca tanta libertad como Deus Ex, ofreciendo a su vez desafío y capacidad de interacción con la historia. Para recrear lo que se siente al jugar a este juego habría que combinar partes de sus notables precuelas, con cosas que ‘Alpha Protocol’ y el reciente ‘Prey’ han rescatado del olvido: la posibilidad de matar a casi cualquier personaje y que el juego sepa reaccionar a su vacío, la necesidad de entender las reglas que rigen el mundo en el que estás metido y no apretar el gatillo contra según qué enemigos, la capacidad de personalización del personaje y el estilo de juego… Todo lo que ahora se valora positivamente en los RPGs occidentales, lo hizo ya y probablemente mejor este título de Warren Spector.

 

 
-Juan Pérez-Urruti (Redactor)

wordpress theme jazzsurf.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*