Análisis: Candle

8.5

Muy Bueno

9.5

User Avg

 

¿Sabrías definir el concepto “arte”? ¿Qué lo es y qué no lo es? Podrás encontrar multitud de definiciones si lo buscas, unas más acertadas, otras menos, pero es indiscutible que todas contienen un elemento común que fija el pilar de este término. El sentimiento. Es decir. Si cuando contemplas una obra, ya sea música, imagen, vídeo o audiovisual, te estimula y tus cinco sentidos se ponen en alerta, eso es arte. El autor ha sabido transmitir una serie de emociones que el receptor ha sabido interpretar y cambiar el estado de este. Eso a mi parecer, es arte. En este caso los autores son los componentes de Teku Studios, situados en Teruel y su obra de arte es Candle.

Una aventura inolvidable

Teku Studios, la joven desarrolladora española situada en Teruel, nos brinda su primera obra independiente con el título de Candle.

Una simpática aventura gráfica donde viviremos una odisea inolvidable en dos dimensiones, llena de peligros y rompecabezas de los más ingeniosos, ambientado en un gran mundo de acuarela.

Lo primero que nos llama la atención de este título, es un apartado visual muy vistoso y atractivo. Con escenarios coloristas, vivos y profundos con mil secretos por descubrir, junto a un diseño de personajes extraños y peculiares que dotan al título de una gran personalidad, que incluso podrían llevarlo a convertirlo en referente. Pero más allá del excelente uso de la acuarela, es su apartado jugable donde más brilla este título, nunca mejor dicho.

El viaje de un chamán

La historia, dividida en tres capítulos, nos pone en el papel de Teku, un aprendiz de chamán cuya aldea se ve arrasada por el ataque de una malvada tribu enemiga. Tras un breve prólogo que nos sirve de tutorial y sin nada más que perder, nuestro protagonista se embarca en una aventura al otro lado del mundo para rescatar a la gente de su tribu secuestrada. Aquí es donde comienza nuestra gran aventura, en la que el ingenio y la intuición serán nuestras mayores armas.

Pero no cabe duda de que los escenarios de Candle son el verdadero protagonista de esta propuesta; estos componen un rompecabezas enorme que tendremos que desglosar resolviendo acertijos, buscando mecanismos ocultos y descubriendo pasadizos secretos entre otros. Además las pistas que se nos dará para resolver estas situaciones serán muy sutiles y estarán semis-escondidas, por lo que observar y memorizar detenidamente cada palmo de los escenarios y decorados es esencial. Aún así será más que frecuente el quedarnos atacados en ciertos puntos del juego y recorrer arriba y abajo las diferentes estancias buscando una solución y ralentizando el ritmo de juego. Es importante no descartar ni un solo elemento de los escenarios que nos pueda parecer sospechoso, pues muchas veces nos sorprenderemos con que algunos objetos que parecían simple attrezzo de decoración resultan ser claves para proseguir nuestro viaje, lo que da mucho interés al título.

No estarás solo

A lo largo de nuestra odisea nos encontraremos también con diversos personajes y criaturas de lo más peculiares que nos ayudarán a progresar si le hacemos unos favores. Pero no todo será un paseo por el bosque, ya que también tendremos que afrontar numerosos peligros como enemigos y criaturas que nos sacudirán de un golpe si nos alcanzan, obligándonos a usar nuestro ingenio para zafarnos de ellos. También estarán presentes las trampas que encontraremos frecuentemente en rincones inesperados; por lo que irremediablemente serán muchas las ocasiones en las que moriremos, basando buena parte de nuestro avance en el ensayo y error.

Al comienzo y al final de cada capítulo, se nos narrará un fragmento de la historia a través de una secuencia animada, ilustrada también con imágenes de acuarela; aunque se aprecian varias ralentizaciones en ciertas partes de estas. De todas formas se trata de una trama lineal y sencilla, siendo poco más que la escusa perfecta para enfrascarnos en una aventura entrañable.

No pierdas tu llama

Otro de los elementos principales de esta aventura será el fuego, el cual portaremos en una pequeña vela y será necesario para activar ciertos mecanismos, ahuyentar o atraer ciertas criaturas y desvelar secretos ocultos. Aunque también la luz puede alertar a ciertos enemigos por lo que es un elemento que tendremos que usar con cautela.

En cuanto el apartado sonoro, el título nos ofrece una serie de melodías que sin llegar a ser algo memorable, ayuda a crear una buena atmósfera agradable en el juego cumpliendo muy bien con su cometido. Los subtítulos y voces que narran la historia están disponibles tanto en inglés como en español, siendo esta última perteneciente a Pepe Mediavilla, el célebre doblador famoso por darle su voz a personalidades como Morgan Freeman y a personajes como Gandalf en el señor de los anillos.

Los diferentes efectos de sonido son más que correctos y es un conjunto que sin duda ayuda a sumergirnos más en este mundo tan peculiar y colorista. Toda una experiencia

Recorrer este singular viaje y llegar al final de la aventura puede llevar entre 10 y 12 horas de media, aunque nuestra agudeza mental para resolver los enigmas que se nos plantean será determinante, todo hay que decirlo. Un juego que nos despertará una gran frustración en esos momentos en los que estemos atascados sin encontrar una salida; a la vez que nos dará una gran satisfacción cada vez que consigamos avanzar.

Como punto reprochable, se ha echado en falta el poder personalizar los controles de Teku y asignar los comandos a unas teclas más a nuestro gusto; teniendo como única opción el cambiar el botón de salto en la tecla “arriba” o en la barra espaciadora.

En ocasiones las pistas y las trampas resultan estar demasiado escondidas, teniendo que invertir en ocasiones más tiempo del deseado para encontrarlas.

La historia por su parte tiene un buen trasfondo del que se podría haber sacado mayor partido, quedando en algo simple y lineal que vagamente ganará interés a medida que avancemos, además de las ya mencionadas ralentizaciones y transiciones bruscas

que se aprecian en las cinemáticas. Sin embargo, estos detalles no entorpecen necesariamente la experiencia de juego, siendo una experiencia breve pero agradable.

En definitiva, Candle es una propuesta muy atractiva que cumple con todos los aspectos de los juegos de su género. Vistoso, entrañable y adictivo. Supone un sople de aire fresco al mundo de los puzles y los acertijos, proponiendo situaciones muy ingeniosas. Un título que solo se ve nublado por una par de detalles puntuales que lo han dejado a las puertas de ser un título redondo. Pero en un conjunto lo hacen un título más que recomendable. Y que sin duda gustará tanto a los ya amantes de las aventuras gráficas, como el mítico Monkey Island, como a los recién llegados al género.

Aspecto Gráfico

Candle es un juego de plataformas de bajo ritmo, porque la intención es la de disfrutar de cada paleta de color que nos regala desde el minuto uno, realizados a mano con la técnica de la acuarela, una técnica que consiste en aplicar capas semis-transparentes, que se irán superponiendo para conseguir colores más oscuros. Se pinta de claro a oscuro, es decir, no se pinta el color blanco, sino que se reserva el blanco del papel y se termina por delimitar y pulir detalles con plumilla, siendo una primera impresión muy grata, llena de energía positiva y con detalles muy cuidados en un mundo onírico. Un mundo con criaturas extrañas y repleto de vegetación por doquier. Aquí no tenemos decenas de enemigos en nuestro camino flanqueándonos continuamente y eliminándolos de manera frenética, no, aquí tenemos un paseo colorista con un alto porcentaje de probabilidades de que caigamos una y otra vez al intentar resolver cada puzle compuesto por palancas y otros muchos elementos naturales del entorno. Esto es lo que le da el encanto a Candle, la paradoja de un pintoresco nivel de fantasía y felicidad con trampas a cada paso. Por otro lado, hay que destacar la integración de objetos en el escenario, colocados tan sutilmente que no sabes si se podrá o no interactuar con ellos, siendo el más discreto el elemento clave para avanzar en el nivel.

Cada pieza por separado que compone este universo tiene un nivel de detalle excepcional, con una textura y unos degradados sin igual con formas irreales donde más de uno pagaría por estar presente en la creación del juego y ver el desarrollo creativo que ha conllevado a Candle ser un plataformas tan agradable de jugar.

Otra cosa que han cuidado es el buen uso de las diferentes alturas para enriquecer el nivel que nos invita a subir, bajar saltar y retroceder en el mapa para activar las mecánicas y sortear a los enemigos que intentan terminar con nuestra vida. Si decidimos entrar en alguna construcción, el entorno exterior se oscurecerá para dar paso al interior de dicha edificación pudiéndose contemplar los objetos decorativos.

Y para terminar este apartado, no puedo olvidar los efectos atmosféricos que ponen la guinda al pastel de Teku Studios y ese sistema de caída de hojas como si de otoño se tratase, esas partículas de terreno y esos rayos de sol entre los huecos de los árboles que hacen embellecer la experiencia a niveles insospechados. Si cogiéramos una captura de pantalla al azar en cualquier momento de nuestra aventura, podría ser perfectamente nuestro próximo wallpaper de por vida, creedme, cualquiera, porque no tiene pinta de juego, es simplemente una pintura interactiva sacada de un extenso cuento de fantasía para los no tan niños.

Así que si me preguntas, ¿Es Candle arte? Yo te responderé sin dudar un ápice, sí, lo es.

Sonido

Tiene una banda sonora agradable, muy zen, que va en armonía con el juego al completo, pero se queda en eso, en algo aceptable. Si el juego tuviera un apartado gráfico menos destacable, la música pasaría desapercibida encajando a la perfección con el título, pero al no ser así, esperas que esté al mismo nivel que los gráficos.

Se echa de menos algún pasaje pegadizo con personalidad y que no se quedara en música de fondo simplemente. Digamos que es el único punto en contra que me llama la atención, porque si hablamos del sonido del entorno y de la interacción con los ítems, son simplemente geniales, en su justa medida y de alta calidad y lo mejor, no hay elemento sin su correspondiente sonido, desde el guion de personajes no jugadores con su particular idioma, hasta el zumbido de abejas, pasando por el chapoteo del agua y el crujir de las ramas.

En resumen, el problema de tener un excepcional apartado gráfico hace que las secciones restantes se vuelvan mucho más exigentes.

Así que podemos decir que Candle es una auténtica joya y derroche de creatividad, color y diseño de niveles mires donde lo mires y el hecho de que todos sus elementos estén hechos a mano es para quitarse el sombrero.

Desde Bolcrove deseamos que tenga la mejor de las acogidas esperando tener futuras noticias de este gran título.

Good

  • Un aspecto gráfico nunca visto
  • Un titulo completamente innovador y adictivo

Bad

  • Fondo sonoro básico
8.5

Muy Bueno

Jugabilidad - 8
Gráficos - 10
Sonido - 7
Innovación - 9

Sign In

Lost Password

Sign Up

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com